Adam Swetlik: La crisis de vivienda es más grande que Boulder. Las soluciones también deben serlo.

Adam Swetlik 144Miércoles, 16 de octubre de 2019

Cuando Adam Swetlik se postuló para el concejo municipal por primera vez, no tenía avales ni experiencia política. Obtuvo 1,940 votos, el segundo co menor número de votos de los 14 candidatos en la boleta electoral del 2017.

Las cosas han cambiado para Swetlik. Se unió a PLAN- del Condado de Boulder y sirvió en su junta. Es el presidente de la Junta Asesora de Vivienda de la ciudad. En esta elección, es uno de los cinco candidatos preferidos para dos grupos de crecimiento lento.

Lo que no ha cambiado es la razón de Swetlik para correr para estas elecciones: la crisis de asequibilidad de viviendas de Boulder.

“La mayoría de las personas con las que trabajé en la ciudad no vivían aquí, y si lo hacían, tenían cuatro compañeros de cuarto y al menos dos trabajos”, dijo. “Todos estamos trabajando duro para poder vivir en esta ciudad”.

Otros simplemente se mudaron para comprar una casa y formar una familia. “Para todas estas personas realmente inteligentes y exitosas vivir en Boulder no es una opción”.

Boulder está lejos de ser el único caso: las grandes y pequeñas ciudades están experimentando una rápida escalada de precios. Pero Boulder se encuentra entre los menos asequibles: el Condado de Boulder tiene el sexto precio medio de vivienda unifamiliar más alto, de acuerdo a la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios.

Un problema de alto nivel que requiere soluciones de alto nivel, señala Swetlik. Sus sugerencias para abordar la crisis de asequibilidad son intervenciones gubernamentales como el control de rentas y los impuestos de transferencia. Pero esas medidas están más allá del alcance de las autoridades de Boulder; las leyes estatales evitan que los municipios las implementen. Su papel principal como miembro del consejo de la ciudad sería abogar por cambiar dichas leyes.

“Esta es una rara oportunidad para que esto suceda, ya que tenemos demócratas en todos los niveles de gobierno y en este momento, a nivel estatal”, señaló. “Casi no hay incidencia en estos temas”.

Boulder paga a un cabildero para que defienda sus intereses a nivel estatal y federal. La agenda de cabildeo del 2019 incluyó un impuesto de transferencia, y el consejo ha expresado su apoyo para revocar la prohibición del control de alquileres de Colorado. Pero Swetlik señaló que cuando asistió a una audiencia de la legislatura estatal sobre un proyecto de ley (actualmente inactivo) para llevarlo a cabo el invierno pasado, él era el único representante de la escena política de Boulder.

“No había ni un solo miembro del personal de Boulder o del consejo de la ciudad, no había nadie allí para hablar sobre ese tema”, dijo. Reconoce que la audiencia se celebró durante una tormenta de nieve, posiblemente complicando el viaje para algunos, pero defiende sus críticas. “Me hace pensar, ¿qué tan importante es esto? Indican que quieren tener todas las herramientas en la caja de herramnientas, pero nadie apareció. Necesitamos líderes que lo hagan ”.

Swetlik cree que Boulder puede estar haciendo algunas cosas, como aumentar los impuestos y las tarifas para pagar una vivienda asequible. También es fanático del programa de asistencia para el pago inicial de ingresos medios que espera la aprobación de los votantes.

Lo que no quiere ver en la caja de herramientas de asequibilidad es densidad. Fue uno de los dos participantes en el Caucus estridente de este verano al decir que no cree en el desarrollo urbano compacto como un medio para combatir el cambio climático, un tema que está dividiendo a los ambientalistas.

Swetlik acepta que una mayor densidad podría ayudar a reducir las emisiones, pero solo hasta cierto punto. Y luego está el hecho de que él y muchos otros no quieren vivir en una ciudad más grande; entre 10,000 a 20,000 residentes más podría ser razonable, señaló, pero incluso agregar que esas personas exacerbarían los problemas de asequibilidad de Boulder, teme, al menos bajo el actual sistema de vivienda fracturado.

“No estoy en desacuerdo con muchos principios de densificación”, dijo. Pero “Si realmente estuvieran construyendo cosas que creyese que ayudarían a las personas de bajos ingresos, se podrían construir muchas de alta densidad.

“Si seguimos diciendo, ‘Más y más, hoy mismo sin tener los elementos necesarios en su lugar para capturar ese valor y dispersarlo entre las personas que lo necesitan, ello solo empeorará el problema. Se deben tener las reglas establecidas para capturar el beneficio.”

Swetlik no tiene un plan particular para garantizar que Boulder llegue a la Parte 2 de su visión: construir viviendas. Incluso si el 100% de las viviendas nuevas en Boulder fueran asequibles, lo que a Swetlik le gustaría ver, incluso cuando admite que es poco probable y tal vez imposible, podría representar un retroceso significativo.

Palo Parkway y Attention Homes fueron proyectos de vivienda asequible, este último para jóvenes sin hogar. Ambos fueron muy disputados por los grupos de vecinos, aun cuando éstos obtuvieron la aprobación de la mayoría los concejales en pro del crecimiento lento.

En lugar de un plan, Swetlik tiene una promesa.

“Si no hago la segunda parte, no estoy cumpliendo mi objetivo”, señaló. “No me hago ilusiones sobre cuán difíciles son estos problemas y qué es lo que realmente podemos hacer. Eso no significa que no debamos intentarlo “.

A quién dice que representa: a las gente trabajadora, vecindarios

Avalado por: PLAN Boulder County, Together4Boulder, Indian Peaks Sierra Club, 

Presentación de campañas: https://election.bouldercolorado.gov/report.php?report=CandE&statementID=1056

Prioridades: vivienda, compromiso comunitario

Artículos de opinión relevantes: “Cambio asequible para el futuro ADU de Boulder”

Razones por qué votar por él: Swetlik aparece. Además de sus deberes de la Junta Asesora de Vivienda, ha asistido a múltiples reuniones del consejo de la ciudad, el único candidato (no titular) que he presenciado personalmente en una reunión completa (reciente) aparte de Rachel Friend. Swetlik también es el único candidato aprobado por el PLAN que asistió a la Marcha por la Supervisión de la Policía y la sesión de audición sobre el racismo del consejo de la ciudad, y habla sobre cuestiones de raza y personas sin hogar con comodidad y conocimiento. 

También maneja bien las críticas y las crisis. Él atribuye su habilidad para mantenerse fresco en situaciones estresantes a los cuatro años que pasó como portero en Walrus y siendo hijo de divorciados.

“Aprendí mucho acerca de tratar de encontrar un compromiso y hacer que las cosas funcionen en una mala situación”, dijo. “No es algo que me encanta hacer, pero es algo que puedo hacer. He caído en estas cosas: rebote, política, porque puedo utilizar esas habilidades.

Por qué es posible que no desee votar por él: en repetidas veces durante la entrevista, Swetlik hizo un reclamo y luego, cuando se le solicitó evidencia de apoyo, admitió que era “un sentimiento” o se basó en lo que resultó ser información incorrecta. Lo más preocupante fue su opinión sobre CU South, en la que repitió afirmaciones falsas (pero persistentes) populares entre los opositores al desarrollo. Sin embargo, Swetlik respondió bien cuando se le presenta información que es contraria a sus declaraciones, ya sea admitiendo la necesidad de investigar más o la posibilidad de que sus fuentes de información sean problemáticas o simplemente erróneas.

Estaba menos dispuesto a dejarse llevar por otras críticas. Swetlik pinta todos los argumentos a favor de la densidad como impulsados por intereses comerciales y de desarrollo. Si bien todavía hay debate sobre los pros y los contras del desarrollo urbano compacto en Boulder, las voces en la conversación son muchas y variadas: el New York Times, el Atlántico, grupos sin fines de lucro y ambientalistas han defendido la necesidad de abordar zonificación restrictiva para la construcción de más viviendas más compactas. El descartar a organizaciones sin fines de lucro es vago y poco crítico, dos rasgos que de otra manera no se aplican a Swetlik. En lugar de ceder cuando se le preguntó, Swetlik secundó sus afirmaciones de que incluso el Sierra Club está sucumbiendo a las presiones de los grupos de interés monetario.

Swetlik sobre los problemas

Vivienda: el enfoque de Swetlik para la vivienda sería hacer la mayor cantidad de capital-A asequible (subsidiado por efectivo del gobierno) como sea posible. Personalmente abogó por que Boulder elevara su objetivo de vivienda asequible al 20% en lugar del 15%, aunque habló con el consejo en nombre de PLAN para apoyar el umbral más bajo.

Él es para cada tipo de impuesto sobre la mesa, incluso medidas regresivas como el impuesto a las ventas: “Estoy más que dispuesto a pagar más en impuesto a las ventas si eso va a ir a la gente de la vivienda”, dijo.

Se ha pospuesto el esfuerzo por limitar el tamaño permitido de las casas en Boulder, pero Swetlik habría votado si hubiera estado en el consejo en ese momento. “No necesitas tanto espacio”, dijo. “Soy una de las personas más grandes de esta ciudad y vivo en 650 pies cuadrados muy cómodamente. Si intentas evitar que la gente construya cosas que van a costar a sus vecinos, ¿por qué demonios no poner un límite? “

También cree que la Universidad de Colorado debería construir más viviendas para estudiantes y exigir además de estudiantes de primer año, los estudiantes de segundo año vivan en el campus. Al igual que con su búsqueda del control de alquileres y los impuestos de transferencia, no es algo que él tenga el poder de hacer como miembro del consejo de la ciudad. Swetlik reconoce esto y enfatiza la necesidad de abogacía a nivel estatal.

“Puede que no tenga todas las soluciones locales (pero) al menos tengo la intención de mejorar las cosas”, dijo. “Puedo estar gritando desde el mismo megáfono que todos los demás diciendo que el sistema está roto, pero al menos soy una de las personas que está gritando”.

Algo más que Swetlik sugirió que definitivamente está fuera de nuestro alcance: reservar algunas de las viviendas asequibles de la ciudad para personas de color, una violación casi segura de las reglas de vivienda justa destinadas a prohibir la discriminación por motivos de raza.

La falta de vivienda: Swetlik está a favor de la protección durante todo el año y critica la prohibición de acampar de la ciudad, que él ve como “barrer el problema debajo de la alfombra”. Durante el foro de la Cámara, pidió una mayor inversión en servicios: baños, armarios, duchas – y para primero financiar el enfoque de vivienda en todo el condado.

“Nadie debería morir por exposición al aire libre”, dijo durante esta entrevista. “Ese es el más mínimo de los mínimos”.

También criticó las medidas que la ciudad ha tomado para disuadir a los residentes no alojados de dormir en público, como los cambios en el paisaje, como una pérdida de dinero.

“Odio ver cosas estúpidas como pagar $ 50,000 para poner rocas alrededor de las cosas para que la gente no pueda sentarse en ellas. Ese tipo de ideología debe desaparecer para siempre. Cualquier dólar que gaste en cosas como esa debería ir en beneficio de esa persona, no tratar de eliminar a esa persona “.

CU Sur / Mitigación de inundaciones: las opiniones de Swetlik sobre el proceso son, como él lo expresa, “un poco de ida y vuelta”. Se le preguntó si el plan de mitigación de inundaciones diseñado por consultores funcionaría, un frecuente argumento de hombres de saco por grupos opuestos al desarrollo de esa tierra por parte de CU (Retrocedió cuando se le preguntó directamente si estaba cuestionando las conclusiones de los expertos pagados y el personal de la ciudad).

Pero también critica a algunas de esas mismas personas que argumentan que CU no debería construir nada allí y siente que la tierra debe preservarse como espacio abierto.

“Para mí, es tierra de CU”, dijo. “No sé qué sucedió hace 30 años cuando lo compraron, pero hay que afrontar la realidad de hoy. Y hoy, tienes la posibilidad de que la gente muera.

No sabía que la universidad acordó limitar el número de unidades de vivienda a 1.100 y mantener los edificios por debajo del límite de 55 pies de altura de la ciudad, pero no estuvo de acuerdo con las restricciones. El terreno es un lugar perfecto para el alojamiento de estudiantes, dijo, y mucho: “Si quieren construirlos altos, no está bloqueando ninguna vista. Está al final de la ciudad “.

Muni: Swetlik es “firmemente” pro-muni. En un foro de PLAN, dijo que el esfuerzo “valió la pena cada centavo”, según un artículo de Camera, especialmente si se empuja a Xcel hacia una adopción más rápida de energía libre de carbono, como cree que lo hace.

Hotel Hill: Swetlik “generalmente no está a favor” de un hotel en ese lugar. “Definitivamente entiendo que el Hill necesita alguna revitalización de algún tipo, pero creo que hay una manera mucho mejor de hacerlo”. Otros proyectos serían más “interesantes” y beneficiosos, dijo, aunque en este punto ninguno ha sido propuesto o está sentado a la mesa.

Control letal de los perros de la pradera: Swetlik apoya el voto del consejo para explorar esta opción. “Tu primera opción no debería ser: ‘Vamos a matar todo si algo se sale de control’. Pero una vez que algo llega a un punto en el que es incontrolable por cualquier otro medio, es cuando al menos debes investigar si es letal el control será útil para el ecosistema “.

Presupuesto: Al igual que muchos candidatos, Swetlik no estaba muy familiarizado con el presupuesto, y dijo que necesitaba “informarme mucho mejor”. Las pocas políticas que mencionó cobraban más por estacionar y aumentar los impuestos de los hoteles. Está a favor de la extensión del impuesto a las ventas para financiar espacios abiertos. En términos de recortes o cambios en las prioridades de gasto, a Swetlik le gustaría recortar el gasto de vitalidad económica de Boulder: $ 150,000 en el presupuesto propuesto para 2020 para pagar “programas de incentivos comerciales” no especificados y que incluyen cosas como micropréstamos para pequeñas empresas, descuentos de retención así como parques y recreación para descuentos de empleados, o tal vez cambiarlo para centrarse en los esfuerzos para preservar y promover las pequeñas empresas.

Aporte del vecindario sobre el desarrollo: Swetlik fue uno de los candidatos en el Caucus Raucous en argumentar que los vecinos deberían tener más voz sobre proyectos que los residentes desean ver en toda la ciudad. Es crítico con el proceso de participación de la ciudad, elogiando los esfuerzos de Think Boulder a pesar de las prácticas cuestionables del grupo.

“Mucho de eso son personas que sienten que se les están haciendo cosas. No creo que en los últimos años la ciudad haya tenido muy buena comunicación con los vecindarios “.

Límites de ocupación: Swetlik no está a favor de las reglas de Boulder que prohíben que tres o cuatro personas no relacionadas vivan juntas. “Es una regla inaplicable”.

Supervisión policial: Swetlik calificó la creación de una fuerza policial especial como “un muy, muy buen paso en la dirección correcta”, y dijo que “probablemente debería haber sucedido hace mucho tiempo”.

Aunque dijo que personalmente nunca había presenciado a la policía maltratando a personas de color, admite que podría estar sucediendo y relató numerosos casos de racismo compartidos por sus amigos y compañeros de trabajo en el centro. Se refirió a la confrontación de Zayd Atkinson como “motivado racialmente”, calificándolo como un incidente “terrible”.

También cree que la policía debería hacer que las interacciones con personas sin hogar sean “de mínima prioridad”.

“Las personas que simplemente viven sus vidas, tratando de existir en un espacio público, esas personas no deberían ser hostigadas. En este momento no creo que este sea el caso en lo que está sucediendo “.

Asistió a la Marcha por la Supervisión de la Policía: Sí

Asistió a la sesión de audiencias del consejo municipal sobre racismo: Sí

Uso de la moratoria por parte del Consejo: aunque Swetlik no favorece el uso de la moratoria en general: “Hay falta de una visión acordada a largo plazo que cree estas situaciones”, señaló, apoya la moratoria establecida por este Consejo.

Moratoria de Zona de Oportunidad: “Definitivamente habría votado por esto”, dijo Swetlik. Habló en apoyo de la moratoria en el ayuntamiento antes de la votación de 6-3 para implementarla. “Ese es un gran regalo fiscal para las empresas; enorme. Esa es un área que todavía tiene cierta accesibilidad natural porque tiene edificios más antiguos. Lo que se construya allí no sería asequible. Tenía sentido desacelerar las cosas, tratar de captar el mayor valor posible “.

Moratoria de límite de altura: Swetlik también está a favor de reducir el límite de altura obligatorio de 55 pies como lo indican los estatutos. “En ciertas partes de la ciudad, tiene sentido. Una gran parte de lo que la ciudad desea mantener son las vistas hacia el oeste. Si no estás afectando eso, 55 pies tiene sentido. Si es así, (más bajo) es probablemente mejor “.

– Shay Castle, boulderbeatnews@gmail.com, @shayshinecastle

— Traducido por Marina LaGrave

Busque más cobertura electoral en VoteBoulder.co, que se lanzará en octubre.

Uncategorized

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: